Científicos descubren los orígenes del sexo

Lo más reciente:

Reproducción sexual

La vida en nuestro planeta se originó cuando una sustancia fue capaz de replicarse a sí misma. Una vez el proceso comenzó, cambios aleatorios en esta sustancia fueron volviéndola más y más compleja, convirtiéndola en un proceso de millones de años en la vida que hoy conocemos.

Lo poco que hemos visto en el registro geológico y fósil nos indica que la vida, al principio, se desarrolló muy, muy lentamente. Sin embargo, hace poco más de unos 700 millones de años hubo una verdadera explosión: miles de nuevas formas de vida, primero microscópicas y luego de mayor tamaño, nacieron en un periodo muy corto.

Seguramente hubo varios factores que influenciaron este estallido. Sin embargo, los científicos consideran que la aparición de la reproducción sexual es uno de los más importantes, pues permitió que los organismos intercambiasen ADN creando los sucesores más variados, capaces de aprovechar lo menor de dos mundos (por supuesto, también pueden terminar con lo peor de dos mundos, pero en un tiempo en el que se producían millones de crías en cada ge|neración la estadística estaba a favor de los ganadores en un lapso de pocos años).

Pero ¿de dónde salió la reproducción sexual? Esta pregunta ha rondado las mentes de diversos investigadores por décadas y parece al fin haber sido resuelta.

Virus

Como todos sabemos, los virus son pequeñas entidades que ni siquiera pueden considerarse vivas. Son poco más que pequeños robots de ADN envueltos en una cápsula proteica capaz de romper las membranas celulares e introducirlos en el interior de las células, donde pueden reproducirse.

Pero – y aquí viene lo interesante – parece que en algún momento de la Historia un poco de este ADN pasó de un virus a una bacteria. Se creó una proteína que deshacía la membrana de la célula temporalmente, sin dañarla, permitiendo el ingreso del virus… y posteriormente, de otra célula. Este sería el mecanismo que permitiría la reproducción sexual.

La proteína es idéntica en los virus y en las células, así como el mecanismo para obtenerla. Hay razones para suponer que los virus fueron primero, por lo que ya sabemos de dónde salió esta capacidad.

Pero lo que es aún más importante, este descubrimiento nos permite comprender la manera como los virus se introducen en las células e idear nuevos mecanismos para detener este proceso. En unos años podría llevar a avances revolucionarios en la medicina.

Imagen: misistemainmune.es

Científicos descubren los orígenes del sexo
27 febrero, 2017
Se habla de:                 

Ver más Artículo al azar