Científicos desarrollan una batería de papel que obtiene electricidad a partir de bacterias

Lo más reciente:

Baterías

Hemos hablado mucho en estas páginas de las baterías. A medida que los mecanismos de generación de energía bajan de precio, sobre todo aquellos que dependen del clima (como los paneles solares y las turbinas eólicas) se hace más y más importante la creación de mecanismos que permitan almacenar esta energía para el futuro.

Por esta razón, además claro del advenimiento de los vehículos eléctricos, el mundo de las baterías se ha vuelto más y más avanzado y competitivo. Pero así como algunos piensan en las baterías gigantes que almacenarán la energía de grandes campos solares, otros buscan soluciones para las regiones alejadas, en donde a duras penas si hay generación suficiente para cubrir las más básicas demandas de los ciudadanos.

Y es ahí donde entra una batería desechable de papel diseñada para acoplarse con tecnologías médicas y funcionar en regiones sin energía permanente.

Batería de papel

El interés en una batería de este tipo comenzó porque recientemente usando tecnologías basadas en papel se ha conseguido mejorar de manera dramática varios sistemas de detección química, en particular asociados a contaminantes o presencia bacteriana en el torrente sanguíneo.

Estas tecnologías son baratas, pues aunque tengan complejos mecanismos en últimas se fabrican con materiales económicos. Sin embargo, no son tan sensibles y requieren una fuente externa de energía para funcionar mejor.

Y aquí es donde entra la batería de papel. Desarrollada por Seokheun Choi, Doctor y miembro de la Sociedad Estadounidense de Química. Esta batería usa papel con finas capas de metal y otros materiales y pone en ella bacterias secas de una especie particular que genera un excedente de electrones. Usando dos electrodos, la batería puede aprovechar estos electrones y usarlos para impulsar un dispositivo. Para activarla solo se requiere agregarle un poco de agua o saliva.

El descubrimiento es revolucionario, pero el problema es que estas baterías solo duran unos 4 meses en almacenamiento antes de dañarse, por lo que es importante desarrollar mecanismos que permitan que duren más tiempo y así puedan llegar a lugares donde se necesitan.

Bibliografía:

  1. https://www.sciencedaily.com/releases/2018/08/180819160713.htm

Imagen: sciencedaily.com

Científicos desarrollan una batería de papel que obtiene electricidad a partir de bacterias
22 agosto, 2018
Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar