China, el fracaso del Gran Salto Adelante y la peor hambruna del Siglo XX

China Comunista

Hace algún tiempo publicamos en este portal la serie China, la Guerra del Opio y el Siglo de Humillación. En estos artículos (cuya lectura recomendamos) hablamos del poder de China en el mundo pre-industrial, de cómo su arrogancia llevó a la decadencia y terminó, en últimas, con un siglo de tratados desiguales, derrotas militares y pérdidas territoriales que culminó en una sangrienta guerra simultánea entre el Partido Comunista, el Partido Nacionalista (o Kuomitang) y el Imperio Japonés.

En últimas, los japoneses fueron derrotados en 1945, y si bien la mayor parte de las personas creen que esto se debió principalmente a la participación de los Estados Unidos, lo cierto es que este país concentró la mayor parte de sus esfuerzos en Europa, mientras que en Asia fueron los chinos quienes se enfrentaron (y derrotaron) al 80% del Ejército Imperial Japonés.

Pero bueno, en cualquier caso, con la derrota de los japoneses se retomó la guerra entre los comunistas y los nacionalistas, que terminaría en la derrota final del Kuomitang en 1949 y su repliegue a Taiwán. El Partido Comunista, entonces bajo liderazgo de Mao Zedong (a veces llamado “Mao Tse-Tung” en el antiguo sistema de transcripción) quedó entonces como el gran ganador del conflicto y el líder indiscutible de la China Continental.

Mao, fiel a su ideología, comenzó entonces un proceso de ideologización, de culto al Partido (y a su personalidad) y de profundas reformas, dentro de las que se contó una Reforma Agraria (que entregó las tierras a los campesinos), una Reforma Educativa (que buscaba que la mayoría de la población tuviera, al menos, una educación básica) y varias iniciativas industriales, que propendían por la creación de una industria nativa a toda costa.

Pero quizás la más importante de las reformas fue la creación de “cooperativas rurales” cuyo objetivo, en últimas, era la finalización de la propiedad privada y la socialización de las tierras del país. Estas cooperativas, forzadas por las autoridades comunistas, fueron primero pequeñas (de un puñado de familias a la vez) y fueron creciendo a medida que el gobierno las obligaba a ello. Para 1958 el proceso estaba casi culminado, y la propiedad privada de la tierra había casi desaparecido del país.

Buscando la modernización

Fue en medio de este contexto que Mao consideró que había llegado la hora de avanzar.

En este periodo, la industria china era casi inexistente, y era muy ineficiente en términos generales, por lo que el país prácticamente no podía exportar ningún tipo de materiales industriales. Sus exportaciones, esencialmente, se limitaban a productos agrícolas, en particular el arroz.

El objetivo de Mao era comenzar un proceso de rápida industrialización, de la mano con el incremento de la productividad en las regiones agrícolas. Idealmente, las nuevas fábricas producirían las máquinas requeridas por el campo, cuyos crecientes rendimientos brindarían el alimento requerido por los trabajadores y un gran excedente, que daría riqueza al país.

Con la colectivización de las tierras, era fácil para los líderes locales del partido organizar el trabajo de millones de campesinos, por lo que las condiciones estaban dadas para este magnífico proyecto. Y así, comenzaron los preparativos para el desastre que llevaría a la peor hambruna del siglo.

El Gran Salto Adelante

Se le llamó “El Gran Salto Adelante”.

El objetivo era incrementar la productividad de modo acelerado para que China pudiese alcanzar las economías desarrolladas de Europa (en particular el Reino Unido) en el lapso de 15 años.

Fueron varios los ejes de trabajo que se desarrollaron en este proceso:

Metalurgia

Mao no tenía conocimientos de metalurgia, pero sabía que la producción de acero (y otros metales) era fundamental para la economía china.

Por esta razón, cuando se enteró que se podía producir acero en un horno pequeño de inmediato ordenó a cada una de las comunas construir uno propio. Se esperaba con esto abastecer de acero a la industria naciente sin necesidad de realizar grandes inversiones en forjas.

Algunas forjas construidas por las comunas

Sin embargo, resulta que el acero de mayor calidad solo se puede obtener con carbón especial, que arde a muy altas temperaturas. Debido a esto, ninguna de las forjas comunales pudo obtener el recurso requerido, y el esfuerzo se perdió. Peor aún, le quitó miles de trabajadores al campo en un momento en el que la producción agrícola era más crítica que nunca.

Industria

Y la razón por la que la producción agrícola era más crítica que nunca era, principalmente, porque la considerable inversión en industria había requerido llevar millones de trabajadores del campo a la ciudad.

Mao entendía bien que sin industria no habría una economía sólida, y por esta razón se realizaron casi 5.000 proyectos industriales entre 1958 y 1960. En consecuencia, la cantidad de trabajadores industriales del país prácticamente se duplicó, pasando de 25 millones a 50 millones, en esencia duplicando las bocas que alimentar mientras se reducía la mano de obra disponible para el campo.

Irrigación

De la mano con estos proyectos, el Partido Comunista comenzó la ejecución de grandes proyectos de irrigación, que buscaban garantizar la producción agrícola. Sin embargo, la mano de obra de estos proyectos salió de las mismas comunidades campesinas que producían los alimentos en esas regiones. El resultado fue un trabajo extenuante para una población que simplemente ya no tenía suficiente comida, y fueron quizás estos campos de trabajo donde más visible se hizo la hambruna. En varias regiones de China, incluyendo Qingshui y Gansu, estos proyectos eran conocidos como “los campos de la muerte”.

Peor aún, debido al recelo que los comunistas tenían de la “clase intelectual”, estos proyectos carecían de ingenieros y profesionales que pudieran dirigir las obras para garantizar su efectividad. En 1957 Mao había sufrido una crítica considerable bajo la llamada “Campaña de las 100 Flores” (cuando se autorizó mayor libertad de expresión bajo un breve periodo), y había revertido la campaña y encarcelado a muchos de sus críticos, muchos de quienes hacían parte de la clase educada. Por esta razón, nadie tenía el valor de hablar directamente sobre lo que estaba sucediendo y alertar de sus consecuencias. Los pocos  que lo hicieron, terminaron encarcelados.

(Y por cierto, fue por esto también que nadie advirtió a tiempo lo de las forjas).

Trabajos en un campo de irrigación

Innovaciones agrícolas y exportaciones

Todos los factores anteriores fueron importantes en la creación de la catástrofe, pero lo que selló la suerte de alrededor de 40 millones de campesinos chinos fueron dos cosas fundamentales: las innovaciones agrícolas del Gran Salto Adelante y la toma de arroz para exportar.

En primer lugar, el proyecto comenzó a implementar grandes cantidades de innovaciones agrícolas propuestas por diversos agrónomos, en particular soviéticos, que serían luego desechadas. Dentro de estas innovaciones estaba sembrar en muy altas densidades en las tierras más fértiles (bajo la premisa errada de que dos plantas de la misma especie no competían entre sí), arar el suelo hasta dos metros de profundidad (se creía que así se generarían mejores sistemas radiculares) y limitar la siembra en tierras de productividad moderada (porque se pensaba que se obtendrían mejores resultados si se sembraba únicamente en tierras muy fértiles). Estas innovaciones, por lo general, desechaban el conocimiento de los campesinos chinos (heredado de milenios de realizar la misma actividad) y terminaron por reducir la productividad antes que aumentarla.

Pero más importante aún fue el carácter político de la producción. Bajo el esquema ideado por el Partido Comunista, los líderes locales del Partido tenían todos los incentivos para mentir, inflando sus cifras de producción para congraciarse con sus superiores y ganar ascensos y premios. Claro, mayor productividad implicaba también mayores “impuestos” por parte del gobierno, y si un líder decía que había producido mil sacos de arroz, y había producido cien, perfectamente podía dejar a su gente sin comida. Esto llevó a que desde la capital no fueran conscientes de la catástrofe hasta que fue demasiado tarde.

La Hambruna

El resultado fue la peor hambruna del siglo, que mató alrededor de un 5% de la población china y llevó a la muerte de entre 30 y 55 millones de personas. De hecho, debido a la alta población del país en esta época, muchos consideran que fue la peor hambruna de la Historia.

El gobierno pronto revirtió las políticas del Gran Salto Adelante, y la producción agrícola rebotó. Así mismo, las exportaciones de granos se limitaron y se permitió su importación, evitando así la continuación de la hambruna. Sin embargo, el gobierno había perdido legitimidad ante la población y Mao, para evitar su salida del poder, lanzaría la “Revolución Cultural” 6 años más adelante, llevando una vez más a la muerte de miles de personas.

Familia de campesinos chinos afectados por la hambruna

Las evidencias indican que los miembros del Partido, en particular Mao, sabían que habría un impacto importante con este proyecto, pero subestimaron sus efectos negativos y sobreestimaron sus éxitos. Sin embargo, el Gran Salto Adelante tuvo dos efectos fundamentales: primero, la reimplantación de la propiedad privada en la tierra, que mejoraría mucho la calidad de vida de los campesinos en los años por venir.

Y segundo, y más importante, el Gran Salto Adelante dejó una profunda herida en la sociedad china y el compromiso de jamás repetir estos errores. Luego de la muerte de Mao, el gobierno estableció que ningún proyecto a gran escala se haría sin primero “probarlo” a nivel local o regional y asegurarse de que funcionaba. Fue esta decisión, en parte, la que permitió a China generar su peculiar modelo de “capitalismo de estado” y encontrar el balance perfecto que la tiene hoy ad portas de convertirse en la primera potencia mundial.

Pero bueno, eso ya es otra historia.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Great_Leap_Forward
  2. https://en.wikipedia.org/wiki/Backyard_furnace
  3. https://en.wikipedia.org/wiki/History_of_the_People%27s_Republic_of_China_(1949%E2%80%931976)#1953%E2%80%931957

Imágenes: 1: historydiscussion.net, 2 y 3: alphahistory.com, 4: reddit.com

China, el fracaso del Gran Salto Adelante y la peor hambruna del Siglo XX
26 mayo, 2019

Ver más Artículo al azar