Catemaco, la región de los brujos mexicanos

Lugares magicos, Rituales, exorcismos y misas negras

Una región dedicada a la magia

En la región del Golfo de México, hacia el suroriente del estado de Veracruz, se encuentra un poblado llamado Catemaco, que por décadas se ha convertido en la región de los brujos y los hechiceros de esta parte de México. Reconocida en toda Veracruz (y seguramente en todo México), muchos turistas de este tipo de fenómenos la visitan regularmente con la esperanza de encontrar respuestas o de participar en eventos sobrenaturales.

Como si no fuera suficiente, la ciudad se encuentra al borde de una conocida laguna, caracterizada por un agua cristalina y por estar rodeada de una espesa selva tropical. Esto convierte a la ciudad en un atractivo destino turístico que combina los paisajes… con la brujería. Normalmente, todas las personas que la visitan están interesadas en participar de alguna actividad ocultista, y generalmente se les permite hacerlo, aunque a veces a cambio de una módica suma.

Seguramente el día más interesante en esta región sea el primer viernes de cada marzo, cuando s reúnen todos los magos para realizar la llamada “misa negra”. Curiosamente, esta misa (de acuerdo con sus participantes) no tiene nada que ver con magia negra o demoníaca: se le denomina “negra” porque busca la purificación de todos sus participantes al 2 “retener” todo lo negro que llevan consigo.

Las tradiciones de Catemaco

Esta ceremonia está llena de mitos y habladurías a su alrededor. Su indumentaria recuerda mucho la de un grupo satánico (entre otros, hacen constante uso del pentagrama y se dice que también sacrifican animales). Pese a que muchos brujos afirman que no es su interés vincularse con entidades satánicas, sí dejan la cuestión abierta respecto a que otros, menos dados a la llamada “magia blanca”, utilicen este escenario para renovar sus pactos con el demonio.

En todo caso, la ceremonia de primer viernes de marzo es muy esperada por brujos y visitantes por igual. Comienza en la medianoche del jueves (cuando el día apenas empieza), pero antes se ha delimitado el espacio en el que se hará uso de la magia y de la purificación. Alrededor, un grupo de antorchas sin encender adorna el espacio, y en el suelo aparece pintada una estrella de David.

De acuerdo con los magos de Catemaco, se considera a la estrella de David como un símbolo benéfico, en contraposición al pentagrama comúnmente usado para invocar el mal. En los alrededores se encuentran las hierbas y pociones destinadas a limpiar a quienes así lo requirieron. Así mismo, una gran estrella de David, hecha de madera, se encuentra lista para encenderse junto con las antorchas.

A medianoche, el brujo mayor ordena que el fuego se encienda. Todo el grupo parece entrar en una nueva dimensión mientras las llamas adornan el escenario, tras lo que se sacrifica una gallina negra que representa el mal que se entrega, para ser purificado. Durante la ceremonia se abren las puertas de El Encanto, donde está el señor del Encanto, a quien se le rinde cuentas por lo realizado durante el año y se pide la purificación de la propia alma.

La ceremonia termina cuando todos los asistentes se han sentado en medio de la estrella de David, con sus brazos extendidos, y han recibido los “rezos” del brujo mayor quien los golpea con una rama de albahaca, ruda o romero.

De acuerdo con los habitantes de la región, todo comenzó cuando en los 1970’s el entonces “Brujo Mayor”, Gonzalo Aguirre Pech, propuso a sus compañeros instaurar un Concejo de Brujos en Catemaco, el cual se celebra todos los años en el Cerro del Mono Blanco, en la rivera de la laguna. Desde entonces, la región se volvió sinónimo de brujería y la convirtió, incluso, en un destino turístico.

¿Te gustaría ir a Catemaco?

Fuente de imágenes: 1: abc.es, 2: static.tvazteca.com, 3: sinembargo.mx

Catemaco, la región de los brujos mexicanos

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                     

Bibliografía

El pensante (21 julio, 2015). Catemaco, la región de los brujos mexicanos. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/catemaco-la-region-de-los-brujos-mexicanos/