Carole Compton, la niñera acusada de brujería

Lo más reciente:

De familia en familia

Es normal que cuando imaginemos o escuchemos historias sobre brujería, pensemos en épocas antiguas. Pensar en brujas en pleno siglo XX, y peor aún, que sean acusadas por tal hecho, es algo francamente inaudito. Es por eso que hoy les traemos la historia de Carole Compton, la mujer que fue acusada de brujería más recientemente (que sepamos).

En la década de los 80’s Carole era una joven de 20 años que se había trasladado con su novio desde Escocia para acompañarlo mientras hacía servicio militar en el país. Y ella para poderse sostener económicamente decidió emplearse como niñera.

La chica empezó a desempeñarse como niñera para la familia Ricci, pero a los pocos días de haber sido contratada eventos extraños comenzaron a suceder: cuadros religiosos se caían inexplicablemente a su paso y unos misteriosos incendios comenzaron a suceder cada vez que ella estaba cerca.  Los Ricci, preocupados por tales manifestaciones, tomaron la decisión de despedir a la chica, quien rápidamente consiguió empleo con la familia Tonti.

Empero, la tranquilidad de la chica nunca llegó con la nueva familia, pues la matriarca Tonti (la abuela de la familia) era una mujer muy supersticiosa y desde un principio declaró que no le gustaba la presencia de Compton y que la nueva niñera era muy extraña. La señora Tonti no dudaba en señalar a Carole como una strega, bruja en italiano, pues alrededor de la joven seguían suscitándose eventos extraños.

Tristemente, la tragedia llegó cuando un incendio cobró la vida de la pequeña de los Tonti, Agnese, quien murió llorando en su cuna. La familia Tonti acusó a Carole Compton de haber iniciado aquel incendio, y la abuela sentenció su suerte al tildarla de bruja.

La policía inmediatamente la capturó y se comenzó un juicio en los medios, juzgando a la pobre chica que no se cansaba de alegar su inocencia. Más de un experto en el mundo sobrenatural quería contactar a Compton para ayudarla en su defensa, pero ella se rehusó afirmando que si aceptaba tal vez la ayuda de alguien de ese ‘mundo’ estaría dando por cierto aquello de lo que la acusaban.

Un juicio al estilo de Salem y por fin libertad

Después de haber estado 16 meses en prisión preventiva, antes de su juicio que se celebró en 1983, Carole fue juzgada, y debido a toda la paranoia que se había levantado a su alrededor la ex-niñera fue encerrada en una jaula. Se le consideró inocente de las acusaciones por intento de homicidio y culpable por incendio intencionado, pero como ya había cumplido esa sentencia anteriormente, la orden fue revocada y la chica pudo salir libre.

Hasta el momento no se le pudo dar una explicación lógica a los incendios que sucedieron mientras Compton trabajó con aquellas familias. Algunos forenses que trabajaron el caso decían que esos incendios no pudieron ser causados por la intervención de alguien.

La chica finalmente fue liberada y se alejó de los medios, que no dudaron ni un segundo en acosarla. En 1990 publica un libro sobre su experiencia titulado “Superstición: La verdadera historia de una niñera a la que llamaron bruja”, el cual no obtuvo gran impacto. La joven vive actualmente en Yorkshire, Inglaterra, con su esposo.

Bibliografía:

  1. https://www.elmundo.es/cronica/2018/09/26/5ba7641922601dd2528b4640.html

Imágenes: gagersdaily.com

Carole Compton, la niñera acusada de brujería
30 octubre, 2019
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar