“Caja de ratas”: el extraño “deporte” de apuestas que se volvió muy popular en Inglaterra en el Siglo XIX


Lo más reciente:

Peleas animales

En tiempos antiguos los romanos organizaban en el Coliseo todo tipo de combates, desde aquellos de los gladiadores (sin lugar a dudas, los más famosos) hasta otros menos conocidos con leones, elefantes, osos, uros y todo tipo de animales salvajes que pudiesen encontrarse.

Esto continuó por siglos, y no solo en Roma. Quizás un ejemplo muy conocido es el desarrollo del toreo en la península ibérica, una disciplina que actualmente es muy condenada, pero que por siglos fue aplaudida y celebrada. Las peleas de gallos también tienen gran antigüedad, aunque no sepamos con exactitud cuánta.

El punto aquí es que por milenios hemos disfrutado ver algunos animales atacándose entre ellos. Pero conforme avanzaba el tiempo más y más personas comenzaron a encontrar estos actos como una expresión de crueldad, y comenzaron a pasarse ordenanzas y decretos para prohibirlos. En Inglaterra en particular esto ocurrió con el Acta contra la Crueldad Animal, aprobada por el Parlamento en 1835, que prohibió, entre otras, peleas de osos, bueyes, toros y otros animales grandes.

Pero no decía nada sobre las ratas.

Rat-Bating

El nombre literal traduce algo así como “Ratas de carnada”, pero como se realizaba en una caja, optamos por cambiar el nombre a “Caja de Ratas”.

Se trataba de una actividad de apuestas en la cual se hacía una especie de corral de madera, se llenaba con ratas (el número exacto no lo encontré por ningún lado) y se ponía un perro. El objetivo era que el perro matase la mayor cantidad de ratas posible en un tiempo determinado, y entretanto los visitantes hacían apuestas sobre cuál perro sería más efectivo, o cuántas ratas caerían muertas.

Puede sonar como algo ridículo, pero en la Inglaterra decimonónica era un asunto que se tomaba muy en serio. El “deporte” tenía reglas complejas, incluía un árbitro que se encargaba de analizar que no hubiese tramas y un temporizador para que el tiempo fuera el mismo para todos los perros. Las personas podían llevar su animal e intentar que pasara la prueba, o simplemente ir a apostar con base en los perros de los demás.

Existían incluso normas que establecían que si una rata quedaba medio muerta el árbitro debía ponerla en medio de un círculo en el centro de la caja y golpearla tres veces en la cola a intervalos fijos. Si la rata podía escapar del círculo se consideraba viva, si se quedaba adentro contaba como muerta.

Récords, curiosidades y fin del “deporte”

En 1823 un Bull Terrier conocido como Billy logró romper el primer récord del deporte del que tenemos registro. Billy mató un total de 100 ratas en exactamente 5 minutos y medio, convirtiéndose en el perro más exitoso en la historia de la disciplina. Su récord sería superado solo una vez, 50 años después, por apenas 2 segundos.

En una ocasión, un bombero que había caído en desgracia por tomar muchas deudas encontró una oportunidad para librarse de ellas: combatir con un perro en una de estas cajas. El bombero aceptó y terminó ganándole al canino, pero para hacerlo tuvo que matar las ratas con los dientes y recibió una dura mordida.

En 1912 ocurrió la última de las “cajas de ratas”. El gobierno de la Reina Victoria decretó que el deporte era cruel con los perros, que podían recibir mordidas (no, realmente nadie pensó en las pobres ratas) y cerró los locales que aún lo realizaban, amenazando con duros castigos si volvían a reabrir esta actividad.

Bibliografía:

  1. https://en.wikipedia.org/wiki/Rat-baiting
  2. https://www.quora.com/What-is-the-most-peculiar-sport-in-world-history/answer/William-Ellis-Rees

Imágenes: 1: wikipedia.org, 2: dogshowpictures.net

“Caja de ratas”: el extraño “deporte” de apuestas que se volvió muy popular en Inglaterra en el Siglo XIX
29 junio, 2018
Se habla de:                     

Ver más Artículo al azar