Batallas que cambiaron la historia: Arsuf (1191)

Historia, Personajes de la historia

Ricardo Corazón de León

Las cruzadas

Siguiendo la serie “Batallas que cambiaron la historia”, hoy veremos la gran batalla de Arsuf, que fue un verdadero triunfo para los católicos aunque el Rey Ricardo Corazón de León, conocido por su crueldad y sedicia, fue el que obtuvo la victoria.

En la época de las cruzadas, los occidentales empezaron a invadir las tierras de Palestina que pertenecían a los musulmanes, masacrando todo aquel que se acercara a su paso. No hubo una verdadera causa justa para estas guerras, sólo la religión y el odio hacia Oriente justificaría las incursiones de miles de soldados que buscaron eliminar la religión de Alá en las tierras santas.

También estaba la ambición de los reyes cristianos por obtener nuevos territorios y así, eran despiadados a la hora de tomar ciudades enteras, pues quemaban las mezquitas y no perdonaban ninguna vida. Como si no fuera suficiente, los soldados cristianos mataban a los niños y violaban a las mujeres, eran los verdaderos bárbaros de la Edad Media. No tardaron en amasar suficiente fortuna como para enriquecer Europa, pues muchos productos como las naranjas, el azúcar y las especias comenzaron a llegar por primera vez al continente desde los tiempos del Imperio Romano.

 La tercera cruzada

El papa Clemente III (que ordenó hacer la peor masacre de la iglesia en Baziers) le dio el poder para organizar una nueva cruzada a Ricardo Corazón de León contra los musulmanes porque ellos habían tomado una reliquia: “La Vera Cruz”. Este no se hizo esperar y fue hacia Palestina, no sin antes pasar por Mesina y Chipre para conquistarlos, aunque estos territorios no tenían ningún significado santo para el papa Clemente III.

Ya después llegaron a San Juan de Acre donde había una guarnición de soldados musulmanes con mujeres y niños, en total sumaban 2.500 inocentes que Corazón de León asesinó sin piedad alguna, sólo porque suponían un peso del que era necesario deshacerse.

Saladino

Cuando mataron esas personas, Saladino, sultán de Oriente juró vengarse del bárbaro que había hecho dicha masacre, así que no tardó en organizar un ejército para derrotar al rey Ricardo antes de que llegara a la ciudad de Tel-Aviv.

Bajo el ardiente sol y dentro de las grandes armaduras que utilizaban los guerreros cruzados, además de las contundentes flechas lanzadas por guerreros sarracenos desde las montañas, el ejército teutón tuvo que soportar por meses enteros el cruce hacia la ciudad santa, pero llegando a la playa de Arsuf el ejército sarraceno se desplegó en su totalidad para dar batalla.

La batalla

Los hombres de Ricardo dieron la espalda al mar, mientras que los hombres de Saladino se ocultaban en un bosque frente al ejército teutón. La estrategia era simple, a largo alcance los cristianos no podían ganar si no desplegaban la caballería ligera, pues los arqueros a caballo podían destrozar la infantería, así que Ricardo organizó “un tren de caballería” (este consistía en una fila de caballeros que iba a gran velocidad) para enfilarse contra las huestes sarracenas.

El propósito era que la infantería tuviera a raya los arqueros y guerreros musulmanes, lo que lograron gracias a la caballería que iba delante, así no tuvieron que entrar al bosque donde posiblemente hubieran perdido.

Las lanzas cruzadas ensartaron la infantería ligera sarracena que no llevaba armaduras y gracias a contener los soldados se logró la proeza de ganar esta batalla, pero aun había más.

La estrategia de Saladino

La caballería ligera sarracena tenía largas flechas con las que hacían frente a los soldados de Ricardo, por un costado intentaron meterse para masacrar la infantería que estaba armada de mazos y espadas demasiado grandes, la táctica de los arqueros a caballo consistía en atacar y huir y así evitaban que las espadas lastimaran sus caballos.

Ante esto la caballería teutona volvió a tener un triunfo, pues por detrás de los arqueros a caballo llevaron la caballería templaria, haciendo que los arqueros no lograran escapar: por un lado tenían los soldados con mazas y por el otro, caballeros armados de largas espadas y afiladas lanzas.

La derrota fue total para el sarraceno y no logró vengarse del despiadado Ricardo gracias a que este supo manejar una estrategia en un campo abierto.

Las consecuencias de esta batalla

Ricardo al ganar esta batalla, propició un fuerte golpe a los orientales que tuvieron que reubicar sus soldados e intentar llegar a acuerdos diplomáticos con los cristianos, fue por eso que se pudo desarrollar comercio, muchos viajeros como Marco Polo pudieron viajar por territorio musulmán y además, hicieron que todos estos territorios tuvieran un interés particular para todos los que quisieran viajar a Jerusalén.

El rey moriría unos años después y no dejaría mella en el sitio, pero las poblaciones se organizarían e intentarían ser más tolerantes entre ellas. Entre los cristianos se dejó de luchar contra los infieles y se hizo una guerra contra los herejes que nunca acabaría, por esos motivos Palestina volvería a ser musulmán. Los cristianos volverían a su patria a luchar contra ellos mismos y la Vera Cruz nunca llegaría a los brazos del asesino Clemente III.

Imágenes: 1: elcinedeloqueyotediga.net, 2: elcinedeloqueyotediga.net, 3: losultimostemplarios.blogspot.com.co

Batallas que cambiaron la historia: Arsuf (1191)

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: