¿Apariciones en las calles de Japón? Taxistas relatan haber recogido fantasmas en las calles luego del terremoto de 2011

Curiosidades, Lugares magicos, Muerte y relacionados

Tsunami

El 11 de marzo de 2011 las autoridades sismológicas de Japón emitieron alerta roja al detectar un sismo de 9.0 grados en la escala de Richter, mayor a cualquier otro registrado en las tierras niponas y cuarto en posición en el mundo, al menos desde 1900 cuando comenzaron a llevarse estos registros.

Se trató de un evento desde todo punto de vista dramático. Además del accidente de Fukushima (cuyas consecuencias todavía estamos viendo), el tsunami llevó a la muerte a casi 16.000 personas, una cifra escandalosa en un país como Japón. La reconstrucción tomó varios años, y millones de personas quedaron damnificadas.

Aunque las cicatrices del suceso parecen hoy haberse cerrado (si exceptuamos, claro, el asunto de Fukushima), una estudiante de sociología de la Universidad de Tohoku Gakuin ha encontrado evidencias que indican que algunos ecos del pasado siguen retumbando en las calles de las ciudades niponas. Veamos lo que dice:

Taxistas y lo paranormal

Su nombre es Yuka Kudo, tiene 22 años y es nativa de la región de Ishinomaki, una de las más golpeadas por el tsunami.

De acuerdo con la joven, en entrevistas a más de 100 taxistas se encontró con todo tipo de relatos vinculados a la presencia de fenómenos paranormales en las calles de Japón. La mayor parte de las historias ocurrían en la noche (o al menos en la tarde) e involucraban personas que pedían una carrera para después desvanecerse.

Uno de los casos más interesantes le ocurrió a un taxista que trabajaba cerca de la Estación Ishinomaki algunos meses luego de la tragedia. Una mujer le hizo la parada y se subió en el asiento trasero, solicitando que se le llevase al distrito Minamihama… uno de los más golpeados por el tsunami.

A sabiendas de que poco quedaba allí, el taxista le preguntó si estaba segura de querer ir a un lugar tan inhóspito, en donde quedaban pocas viviendas habitadas. La mujer, visiblemente confundida, musitó un “¿Habré muerto?”

El taxista se dio entonces la vuelta. No había nadie allí.

Un taxista que estaba en sus 40’s relata el caso de un joven que, con insistencia, le pedía dirigirse hacia la montaña Hiyoriyama. Durante el trayecto señalaba hacia adelante, pero al llegar al destino había desaparecido. Las puertas del vehículo siempre estuvieron cerradas.

Relatos semejantes son comunes en el gremio. Comenzaron a ocurrir, casi sin excepción, unas semanas después del desastre y desde entonces son relativamente constantes aunque han comenzado a disminuir con el tiempo.

El estudio de Yuka Kudo no se preocupa por la naturaleza de estos encuentros, aunque se dedique a enumerarlos. Por lo tanto, no profundiza demasiado en la verdadera esencia de los individuos que, según los taxistas, habrían abordado sus vehículos envueltos en una niebla de misterio.

Algunos de los que leyeron el análisis de la socióloga consideran que los espíritus (que comparten la juventud como característica) son en verdad la huella espiritual de personas de corta edad que murieron sin poder despedirse de sus seres queridos, algo que en la tradición japonesa es un fuerte motivo para retornar, en particular entre los jóvenes. Así mismo, el hecho de jamás haber conocido el amor (ya sea de pareja o hacia los hijos) llevaría a que fueran solo jóvenes quienes se aparecen ante los taxistas.

Pero otros consideran que esto no es más que el reflejo del trauma y el dolor que ha causado el desastre en todo el país, en el que todos han puesto su parte. Así, conforme las personas olviden, desaparecerán también estas apariciones.

Fuente de imágenes: telegraph.co.uk

¿Apariciones en las calles de Japón? Taxistas relatan haber recogido fantasmas en las calles luego del terremoto de 2011

¿Conoces acerca de...?

Se habla de: