Antecedentes de MK ULTRA: El Proyecto CHATTER

Complots y conspiraciones, Estudios y experimentos

Control mental

Todos conocemos el sueño dorado de muchos gobernantes en cuanto a la posibilidad de manejar, uno a uno, a todos sus súbditos. Esta ilusión de control, común desde los tiempos de los primeros Imperios, se ha chocado por milenios con la natural tendencia de los hombres a hacer, bueno, lo que les venga en gana.

Ya en serio, es más que cierto que el caos de la sociedad humana difícilmente puede haber sido controlado por una organización en tiempos históricos… lo que no significa que no lo intentaran. Instituciones ancladas en la Tradición (con mayúscula) se encargaron, por siglos, de hacer que las personas se comportaran de X o Y manera. Y por lo general fallaron, al menos, tanto como lo consiguieron.

Con la llegada del Siglo XX, la ciencia moderna y la posibilidad de comprender como nunca los misterios de la mente, una nueva posibilidad se abrió a los gobiernos. Además, el fanatismo mostrado por los miembros de los grupos fascistas y ultranacionalistas que llevaron al surgimiento de la Segunda Guerra Mundial, y el férreo control de sociedades como la URSS bajo Stalin y Alemania bajo Hitler, convencieron a muchos de que la época de control absoluto había llegado.

Fue en este contexto que se comenzó a investigar con las drogas de control mental. Antes del célebre experimento MK ULTRA, que buscaba lograr control absoluto sobre una persona, apareció el llamado Proyecto CHATTER orientado a controlar la mente de posibles reclutas o agentes usando drogas novedosas. En este caso, no fue la CIA sino la Marina de los Estados Unidos la que estuvo detrás de su realización.

El Proyecto CHATTER

De acuerdo con la evidencia disponible, el Proyecto CHATTER comenzó en 1947, justo en el término de la Segunda Guerra Mundial y a comienzos de lo que luego sería conocido como La Guerra Fría. Frente a la Operación MKULTRA, de la que tenemos abundante información, resalta lo poco que dicen los documentos desclasificados sobre este proyecto, o mejor, lo poco que dichos documentos han salido a la luz.

El objetivo era, en esencia, el desarrollo de “drogas de la verdad”. También se buscaban sustancias capaces de convencer a individuos de servir a una causa particular, pero este objetivo parece haber sido secundario. Las pruebas se realizaron ante todo en miembros de la misma Marina, usando sustancias como escopolamina, anabasina y mescalina.

Una prueba más avanzada involucró la dosificación de LSD 25 a una muestra de 25 soldados, 20 de los cuales sufrían de episodios moderados a graves de depresión. Estos experimentos parecen haber sido realizados con el objetivo de medir la influencia de las drogas en la depresión y ver si funcionaban como un tratamiento viable. De acuerdo con el Teniente Charles Savage, encargado de la operación, el sistema parecía no funcionar, pero las alucinaciones podían desencadenar buenos tratamientos de psicoanálisis.

El Proyecto perdido

Y ya. No hay más información del Proyecto, con respecto a sus participantes, sus conclusiones o sus medios. Al contrario que MK ULTRA, estamos ante un suceso del que verdaderamente tenemos muy poca información.

Esto parece deberse a que el proyecto fue realizado por la Marina, cuyos documentos no sufren la misma desclasificación que los de la CIA. Sin embargo, también puede verse como algo sospechoso: resulta intrigante que un proyecto así de importante se haya olvidado del todo. Un solo papel, perteneciente a una disertación senatorial de 1977, menciona el suceso. Uno solo. Algunos afirman que esto se debió a que el proyecto se abandonó relativamente pronto (en 1953, luego de la Guerra de Corea).

Arriesgándome a ir muy lejos, me atrevería a preguntarme ¿No será más bien que aquí obtuvieron resultados que no están interesados en publicar?

Fuente de imágenes: 1: illuminutti.files.wordpress.com, 2: cdn.topsecretwriters.com

Antecedentes de MK ULTRA: El Proyecto CHATTER

¿Conoces acerca de...?

Se habla de:                 

Bibliografía

El pensante (13 Noviembre, 2015). Antecedentes de MK ULTRA: El Proyecto CHATTER. Bogotá: E-Cultura Group. Recuperado de https://www.elpensante.com/antecedentes-de-mk-ultra-el-proyecto-chatter/