Akerbeltz: deidad de brujas y aquellarres

Lo más reciente:

El Macho Cabrío

Su imagen es realmente conocida, pero su nombre muchas veces se torna un misterio. En este artículo hablaremos de Akerbeltz, dios de la miología vasca con una dualidad que ha sido la causa de un sinfín de leyendas.

El origen de Akerbeltz nos remonta hasta el territorio vasco: inclusive en el siglo III algunos romanos contaban de esta criatura. La etimología de su nombre nos describe parte de sus funciones y da indicios de su divinidad; Aker: macho cabrío y Beltz, negro, un ser encargado de prescindir las reuniones de las brujas y hechiceros.

La inquisición y los cazadores de brujas acusaron al macho cabrío de ser un ente demoniaco que incitaba a las personas a cometer actos impuros que los desviaran del buen camino dictaminado por la iglesia del momento. Los aquelarres o akelarres obtienen su nombre de esta critaura: aker que significa macho cabrío y larre que significa prado.

A pesar de que se le atribuía un origen maligno, hoy en día se tiene una percepción distinta, pues se cree que esta deidad en realidad se encarga de proteger a los animales y de igual forma era adorado por otras tribus a lo largo de Europa.

Características de Akerbeltz

Su hogar es el interior de la tierra, su aspecto, como lo dijimos antes, es el de un macho cabrío parado en dos patas, con una piel totalmente negra y coronado con dos enormes cachos. Según la historia que leas te puedes encontrar con un dios aterrador, casi diabólico; mientras que en otras variantes podemos hallar a un Akerbeltz bueno y piadoso semejante a la diosa Mari (sobre quien hablamos en el artículo Mari, Diosa Vasca).

Al dios Akerbeltz se le atribuye el cuidado de los animales y es a él a quien se le pide que los cure de alguna enfermedad, debido a esto existe una tradición entre el pueblo vasco de tener un macho cabrío en cada casa.

La adoración a Aker

Dicen varias leyendas del pueblo vasco que esta población adoraba a Aker parodiando la Santa Misa: le ofrecían al macho cabrío pan, huevos y dinero. La deidad predicaba sus enseñanzas y comía carne humana. Todo el acto finalizaba en una gran orgía en donde se permitía todo tipo de aberraciones.

No obstante, no debemos olvidar su lado misericordioso con las criaturas de la naturaleza: Aker ayudaba y cuidaba a los animales que se encontraban muy enfermos.

Origen del macho cabrío

Se cree que la imagen del macho cabrío proviene de la comunidad rural de Arcadia, Grecia, donde se decía que representaba la fertilidad y la virilidad. La razón de haberle otorgado tales habilidades a la deidad es que los pobladores del lugar eran pobres y débiles, es por eso que se trae una figura de poder para ayudar a la gente. He aquí el origen de una de las primeras divinidades con forma de cabra: el dios pan.

El macho cabrío en la actualidad

La representación de nuestro protagonista ha sido muy utilizada en las distintas expresiones del arte: desde libros, televisión hasta películas, una de ellas ha sido “Akerbeltz, la bruja y el inquisidor”, lanzada en el 2010.

Bibliografía:

  1. https://mitologiadevasconia.amaroa.com/personajes-mitologicos-de-vasconia/akerbeltz  

Imágenes: 1: hablemosdemitologias.com, 2: wikipedia.org

Akerbeltz: deidad de brujas y aquellarres
26 marzo, 2020
Se habla de:                 


Ver más Artículo al azar



x